¿Qué es la tos seca?

La tos es una acción refleja que limpia las vías respiratorias de irritantes y mucosidad. Existen dos tipos de tos: productiva y no productiva. Una tos productiva produce flema o mucosidad, limpiando los pulmones. Una tos no productiva, también conocida como tos seca, no produce flemas ni mucosidad.

Muchos elementos, desde las alergias hasta el reflujo ácido, pueden causar la tos seca. En algunos casos, no existe una causa razonable.

Sin importar la causa, una tos seca continua puede afectar tu vida diaria, especialmente si empeora durante la noche.

Continúa leyendo para obtener más información sobre las posibles causas de la tos seca y las formas de encontrar alivio.

Causas comunes

Asma

El asma es una afección en la que las vías respiratorias se expanden y se estrechan. La tos provocada por el asma puede ser tanto productiva como no productiva, pero con frecuencia es no productiva.

La tos es un síntoma común del asma, pero generalmente no es el más destacado. Sin embargo, existe un tipo de asma llamado asma variante de la tos (ACV, por sus siglas en inglés) que incluye tos seca crónica como síntoma principal.

Otros síntomas del asma pueden incluir:

  • sibilancias
  • dificultad para respirar
  • opresión o dolor en el pecho
  • dificultad para dormir debido a sibilancias o tos
  • ataques de tos o sibilancias
  • un silbido al exhalar

El tratamiento a largo plazo del asma a menudo implica medicamentos de acción prolongada como corticosteroides inhalados, que incluyen:

  • fluticasona (Flovent)
  • triamcinolona (Azmacort)
  • budesonida (Pulmicort)

Los medicamentos de acción corta que se usan para tratar ataques de asma ocasionales incluyen inhaladores broncodilatadores como el albuterol (Proventil, Ventolin). Estos también pueden ser parte de un plan de tratamiento a largo plazo.

Enfermedad de reflujo gastroesofágico

La enfermedad de reflujo gastroesofágico (ERGE) es un tipo de reflujo ácido crónico. Ocurre cuando el ácido del estómago regresa con regularidad al esófago, que conecta la boca con el estómago. El ácido del estómago puede irritar el esófago y provocar el reflejo de toser.

Otros síntomas de ERGE:

  • acidez estomacal
  • dolor de pecho
  • regurgitación de comida o de un líquido agrio
  • sensación de una protuberancia en la parte posterior de la garganta
  • tos crónica
  • dolor crónico de garganta
  • ronquera leve
  • dificultad para tragar

La mayoría de las personas encuentran alivio para la ERGE con una combinación de cambios en el estilo de vida y reductores de ácido de venta libre (OTC, por sus siglas en inglés) como omeprazol (Prilosec) y lansoprazol (Prevacid).

Goteo posnasal

El goteo posnasal se refiere al exceso de mucosidad que gotea hasta la garganta.

Cuando tienes un resfriado o alergias estacionales, las membranas de la nariz responden produciendo más mucosidad de lo habitual.

A diferencia de la mucosidad normal (saludable), la mucosidad durante el goteo posnasal es acuosa y líquida, por lo que gotea fácilmente por la parte posterior de la garganta.

El goteo posnasal puede ocasionar cosquilleo en los nervios de la parte posterior de la garganta y provocar tos.

Otros síntomas del goteo posnasal incluyen:

  • dolor de garganta
  • sensación de una protuberancia en la parte posterior de la garganta
  • dificultad para tragar
  • secreción nasal
  • toser por la noche

El tratamiento para el goteo posnasal dependerá de la causa. Generalmente es el resultado de alergias, una infección bacteriana o un virus.

Sin importar la causa subyacente, el vapor de una ducha caliente o de una tetera puede ayudar a limpiar los senos nasales. Un aerosol nasal salino o un lavado nasal (neti pot) también pueden ayudar a eliminar el exceso de mucosidad.

Infecciones virales

Cuando adquieres uno de los muchos virus que causan el resfriado común, tus síntomas a corto plazo suelen durar menos de una semana. Sin embargo, es frecuente que la tos persista mucho después de que hayan mejorado los demás síntomas.

Esta tos que sigue al resfriado, por lo general, es seca y puede durar hasta 2 meses. Normalmente, es el resultado de la irritación de las vías respiratorias, que a menudo son demasiado sensibles después de una enfermedad viral.

Este tipo de tos es difícil de tratar y tarda más tiempo en desaparecer. Toser aumenta la irritación en las vías respiratorias. Es ideal usar pastillas para la garganta y líquidos tibios para aliviar tu garganta. Esto puede ayudar a reducir la tos, permitiéndole a tus vías respiratorias recuperarse.

Causas menos comunes

Irritantes del medio ambiente

Hay muchos elementos en el aire que pueden irritar las vías respiratorias, como el humo, la contaminación, el polvo, el moho y el polen. Las partículas químicas, como el dióxido de azufre o el óxido nítrico, también pueden ser problemáticas.

Incluso el aire limpio demasiado seco o demasiado frío puede provocar tos seca en algunas personas. Si vives en un clima seco, intenta usar un humidificador para agregar algo de humedad al aire de tu hogar.

Inhibidores de la ECA

Los inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina (ECA), como enalapril (Vasotec) y lisinopril (Prinivil, Zestril), son medicamentos recetados que tratan una variedad de afecciones, incluyendo la presión arterial alta.

Uno de los efectos secundarios más comunes de los inhibidores de la ECA es la tos seca crónica. Según Harvard Health, alrededor del 20 por ciento de las personas que toman inhibidores de la ECA experimentan tos seca.

Tos convulsiva (tos ferina)

La tos convulsiva, que también se llama pertussis, es una afección muy contagiosa que causa una tos seca intensa. Es seguida por un chillido aspirado o sibilante. En sus primeras etapas, puede confundirse fácilmente con un resfriado, pero eventualmente causa ataques de tos incontrolables.

La tos ferina solía ser una enfermedad infantil común, pero ahora la mayoría de los niños están vacunados contra ella. Hoy en día, es más común en niños demasiado pequeños que no han completado su vacunación o en adolescentes y adultos cuya inmunidad ha disminuido con el tiempo.

Pulmón colapsado

Un pulmón colapsado, también conocido como neumotórax, ocurre cuando el pulmón se desinfla repentinamente. Puede ocurrir sin razón aparente o en respuesta a una lesión en el pecho. Es más común en personas con enfermedad pulmonar subyacente.

Además de la tos seca, un pulmón colapsado también puede causar dolor repentino en el pecho y dificultad para respirar.

Cáncer de pulmón

Si bien es poco probable, en ocasiones una tos seca continua puede ser una señal de cáncer de pulmón. La tos relacionada con el cáncer de pulmón generalmente no desaparece y podría cambiar con el tiempo. Por ejemplo, la tos puede volverse más dolorosa o provocar un sonido diferente.

Otros posibles síntomas del cáncer de pulmón incluyen:

  • toser sangre, incluso en pequeñas cantidades
  • dificultad para respirar
  • dolor de pecho
  • sibilancias
  • ronquera
  • pérdida inexplicable de peso

Si la tos seca se acompaña de alguno de estos síntomas, es necesario consultar con un médico. Especialmente si se fuma o se tiene historial familiar de cáncer de pulmón.

Insuficiencia cardíaca

La insuficiencia cardíaca se produce cuando el músculo del corazón no bombea sangre como debería hacerlo. Es más común en personas con afecciones como enfermedad de la arteria coronaria y presión arterial alta, que pueden disminuir la capacidad del corazón para bombear sangre de manera eficaz.

Una tos seca y persistente es un síntoma de insuficiencia cardíaca. Sin embargo, también puede causar tos que produce mucosidad espumosa de color blanco o rosáceo.

Otros síntomas de insuficiencia cardíaca incluyen:

  • dificultad para respirar que puede ser repentina o severa
  • fatiga y debilidad
  • ritmo cardiaco rápido o irregular
  • hinchazón de piernas, tobillos y pies
  • falta de apetito o náusea
  • distensión abdominal
  • retención de líquidos
  • dificultad para concentrarse

¿Cómo combatir la tos?

La tos seca puede ser difícil de tratar. Una vez que las vías respiratorias se vuelven demasiado sensibles, se irritan fácilmente al toser, lo que crea un círculo vicioso. Hay ciertas cosas que puedes hacer para aliviar la tos, independientemente de su causa.

Intenta:

  • chupar pastillas para la garganta que hidraten y calmen el tejido irritado
  • tomar supresores de la tos de venta libre (OTC), como dextrometorfano (Robitussin), para suprimir el reflejo de toser
  • agregar miel a una bebida caliente para calmar el tejido irritado de la garganta

Conclusión

La tos seca puede ser incómoda, especialmente cuando parece prolongarse durante semanas. Si comienza a afectar tu estilo de vida, prueba los consejos antes mencionados para dejar de toser.

Si no estás seguro de cuál es la causa, habla con tu médico para determinar el mejor tratamiento. Mientras tanto, una combinación de remedios caseros y medicamentos de venta libre (OTC) puede ayudarte a mejorar.

Déjanos un comentario

También te puede interesar

13 remedios caseros para la tos y saber cuándo ir al médico

A una tos seca también se la conoce como tos improductiva. A…

Déjanos un comentario

Remedio casero para bajar el colesterol alto

Las plantas y los suplementos naturales ayudan para bajar de peso. El…

Déjanos un comentario

Conoce la Bebida para disminuir la grasa abdominal mientras duermes

Se puede hacer con diferente ingrediente y sus efectos son muy buenos…

Déjanos un comentario

Remedio Casero para hacer crecer cejas y pestañas

La salud y el tamaño de las pestañas y cejas están determinados…

Déjanos un comentario